lunes, 1 de junio de 2009

Cómo mantener la salud auditiva


Santo Domingo.- Diversos factores inciden para que al ser humano se le imposibilite tener una buena salud auditiva, ya que constantemente tiene que exponerse a factores genéticos, congénitos, hereditarios o ambientales que deterioran su audición.

A pesar de esto existen pautas que la población infantil, juvenil y adulta puede seguir para proteger su salud auditiva.

Según el fonoaudiólogo de Laudio Audiología Iván Barrios, hoy en día una persona no tiene por qué padecer de hipoacusia (sordera) debido a que las soluciones se encuentran a su alcance.

“La población tiene que estar consciente de la importancia de proteger sus oídos y conocer los factores de riesgo y así evitar que se deteriore su audición”, dice el médico.

Factores de riesgo
Barrios asegura que la contaminación acústica es causante universal de problemas auditivos en la población y en cada grupo de edad predomina una vertiente diferente de este factor de riesgo. En el caso de los jóvenes este factor de riesgo se manifiesta a través de la difusión de la música, a un alto volumen, mediante aparatos electrónicos.

Para la población general el tráfico en las calles y el ruido de maquinarias de construcción son agentes que inciden en el deterioro de la audición.

Las infecciones de oídos y enfermedades virales juegan un papel clave como factor de riesgo en las embarazadas, niños, adultos y envejecientes, al igual que los traumas en el oído y en el cráneo. También la ingesta de medicamentos ototóxicos.

MEDIDAS PARA PRESERVAR LA AUDICIÓN
Entre las pautas que recomienda el fonoaudiólogo Iván Barrios para mantener una buena salud auditiva, indica las siguientes: Es importante que la población infantil, juvenil y adulta se realice una vez al año los estudios auditivos.

Evitar exponerse a ambientes con ruido producido por maquinarias de construcción, fuegos artificiales, armas de fuego, conciertos y aparatos electrónicos.

Utilizar tapones antirruido en caso de laborar en estaciones de radio, como obrero, call center o si es militar.

Mantenerse alejado de cualquier lugar donde pueda sufrir un trauma en el cráneo o en el oído.

No introducirse ningún objeto dentro de los oídos.

Vacunarse contra la rubéola y sarampión.

No consumir compuestos de gentamicina y ácido acetilsalicílico.
Fuente:Listindiario.com
Publicar un comentario