jueves, 18 de junio de 2009

Cargador de teléfono sin cable eléctrico

Hablar de un teléfono que no necesita recarga puede sonar demasiado bueno para ser verdad, pero según este artículo publicado en Technology Review, Nokia afirma estar desarrollando un prototipo de dispositivo que capta suficiente energía de las ondas de radio que hay en el ambiente como mantener un teléfono móvil al máximo de carga en modo standby.

La radiación electromagnética ambiente –emitida por transmisores Wi-Fi, antenas de telefonía, repetidores de TV y otras fuentes– se puede convertir en una corriente eléctrica suficiente como para mantener cargada una batería, señala Markku Rouvala, investigador del Nokia Research Centre, en Cambridge, Reino Unido.

Rouvala afirma que el prototipo de Nokia puede aprovechar hasta 50 milivatios de energía, lo suficiente para recargar lentamente un teléfono o mantenerlo funcionando en modo standby. "Podríamos mantenerlo en standby de forma indefinida", señaló.
El dispositivo de Nokia funciona de acuerdo con los mismos principios que una radio de cristal o etiqueta de identificación de radiofrecuencia (RFID): convirtiendo las ondas electromagnéticas en señales eléctricas. Esto requiere dos circuitos pasivos.

"Incluso si solo se están obteniendo microvatios, se puede aprovechar energía, siempre y cuando el circuito no esté utilizando más energía de la que recibe", señaló Rouvala.

Para aumentar la cantidad de energía que se puede aprovechar y el rango en que funciona, el dispositivo de Nokia convierte un amplio rango de frecuencias. "Necesita un receptor de banda ancha", señala Rouvala, lo que le permite captar señales de entre 500 megahertzios y 10 gigahertzios; un rango que abarca muchas señales de comunicación de radio diferentes.

Históricamente, las tecnologías de aprovechamiento de energía se han encontrado únicamente en mercados de nichos, impulsando concretamente los sensores inalámbricos y las etiquetas RFID. Si la afirmación de Nokia se cumple, esto podría llevar el aprovechamiento de energía a los principales dispositivos de consumo.

A comienzos de año, Joshua Smith, de Intel, y Alanson Sample, de la Universidad de Washington, en Seattle, desarollaron un sensor de temperatura y humedad que capta su energía de la señal emitida por una antena de TV de 1,0 megavatios a 4,1 kilómetros de distancia. Esto solo consigue generar 60 microvatios, aproximadamente la milésima parte de la energía que Nokia afirma estar consiguiendo.

Nokia se ha mostrado reservada con los detalles del proyecto, pero Rouvala confía en su futuro. Según él, esta tecnología se podría integrar en un producto en unos tres o cuatro años. Finalmente, añadió que Nokia planea utilizar esta tecnología en conjunto con otros enfoques de aprovechamiento de energía, como células solares incrustadas en la carcasa externa de los dispositivos.
Fuente:Euroresidentes.
Publicar un comentario