viernes, 26 de junio de 2009

Antídoto contra el cianuro.


Probetas.
El cianuro (-CN) ha desplazado al monóxido de carbono (CO) como causa de muerte en los incendios, según la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (Semes). Pero los servicios de atención del 40% de las comunidades no tienen el antídoto correspondiente. Un estudio presentado en el último congreso de Semes y dirigido por Pere Munné, jefe de la Unidad de Toxicología del Hospital Clínic de Barcelona, ha puesto en evidencia estas carencias.

De acuerdo con los expertos, las ambulancias de los servicios de emergencias y los equipos de bomberos deberían disponer de hidroxicobalamina, que es el nombre del antídoto.

Pero hay tres problemas que hacen que esto no sea así en la mayoría de las comunidades. El primero, que hasta hace unos años la mayoría de los fallecidos en un incendio lo eran por intoxicación con monóxido de carbono. Ha sido en las últimas décadas, con el auge del uso de productos sintéticos en la construcción y en los textiles, que son una fuente de compuestos nitrogenados, cuando los gases de cianuro han empezado a tomar relevancia.

Como recordaron los expertos, un 60% de las víctimas en fuegos urbanos no mueren carbonizadas, sino asfixiadas o intoxicadas por los compuestos del humo.

Pero, además, hay otras dos causas para esta destanción: el producto es muy caro (cada dosis cuesta unos 500 euros) y tiene una vida relativamente corta (hay que cambiarlo cada tres años). Ello hace que los servicios de emergencias sean más remisos a adquirir y mantener un stock del producto.

Ramón de Elías, del SAMUR Protección Civil de Madrid, explicó el protocolo de atención extrahospitalaria al paciente intoxicado por inhalación de humos, teniendo en cuenta la necesidad de aplicar el antídoto cuanto antes, pues sus efectos son letales si la respuesta se retrasa.

De ahí la importancia de que los primeros intervinientes, emergencias y bomberos, dispongan de este producto para ser utilizado según aconsejen las circunstancias, pues debe ser un experto el que determine cuándo debe usarse la hidroxicobalamina. Esto es, lógicamente, otro impedimento.

Por otro lado, la sociedad nombró nuevo presidente a Tomás Toranzo, quien sustituye en el cargo a Luis Jiménez Murillo. Toranzo era vicepresidente de la sociedad.
Publicar un comentario